Dudas

Frecuentes

Dudas Frecuentes

AISOL aerosol y toallitas desinfectantes pueden ser usados en la limpieza y desinfección de cualquier superficie con la que las personas estén en contacto.

Pueden usarse en el hogar u oficina para desinfectar áreas o lugares de alto tráfico
o concentración de personas, tales como cuartos de hospital, salas de espera en clínicas
y consultorios; áreas de supermercado, cuartos de baño, vestidores, y otros lugares sensibles, donde el crecimiento bacteriano, además de generar olores indeseables, se torna
en un problema de higiene y salud.

AISOL tiene una efectividad comprobada para eliminar el 99.9% de:

Virus:

  • H1N1.
  • Virus Respiratorio Syncicial.
  • Herpes simplex 1 y 2.
  • Polio tipo 1 y 3.

Hongos:

  • Trichophyton
  • Mentagrophytes,
  • Aspergillus Niger.

Bacterias:

  • Salmonella Choleraesius,
  • Staphylococcus Aureus,
  • Pseudomonas Aeruginosa,
  • Faecalis,
  • Escherichia
  • Coli entre otros.

AISOL tiene dos presentaciones: aerosol y toallitas desinfectantes.

Aisol Toallitas

$150

  • Bote con 80 Toallitas Desinfectantes
  • Eliminar el 99.9% de bacterias, virus y hongos
  • Fresco aroma

Aisol Aerosol

$100

  • Presentación 475 G
  • Eliminar el 99.9% de bacterias, virus y hongos
  • Desinfectante eliminador de olores.

En condiciones normales de uso, no se espera ningún efecto negativo para la piel
o en caso de inhalación. Las personas susceptibles pueden sufrir mareos, somnolencia, náuseas y vómitos si están expuestas a concentraciones de vapor excesivamente altas. La ingestión de pequeñas cantidades no producirá, por lo general, ningún efecto
de importancia.


AISOL provoca moderada irritación ocular. No se debe rociar en los ojos, la piel o la ropa. Lavarse abundantemente con agua y jabón después de manipular el producto y antes de comer, beber, mascar chicle o fumar.

AISOL tiene una efectividad comprobada para eliminar el 99.9% de:

Contacto con la piel:

Lave abundantemente con agua.

Contacto con los ojos:

Lave a chorro de agua por al menos 10 minutos, separando bien los párpados para lograr un mejor arrastre del material.

Ingestión:

Administre grandes cantidades de agua para diluir. NO INDUZCA EL VÓMITO. Si hay malestares persistentes, acuda al médico.

Inhalación:

Mueva a la víctima fuera del área de exposición y de ser necesario ayude a la respiración. Monitoree por un posible shock. Mantenga a la víctima quieta, bien oxigenada y a una temperatura corporal normal.
Almacene sus productos AISOL en lugares frescos y secos, lejos de cualquier fuente de calor excesivo. Los envases deberán conservarse alejados de exposición a temperaturas de más de 50 °C No exponga el producto a la acción directa de la luz solar. En caso de contacto con la piel, lavar con agua y jabón.